Entre políticos destacados de izquierda están Manuel López Obrador, Lula da Silva, Evo Morales, Gustavo Petro, también Nayib Bukele expresa que su pensamiento político es de izquierda.

Por: Ángel Puello

Venimos observando que desde 2018, líderes de Latinoamérica ubicados en la llamada nueva izquierda llegaron a la presidencia de México, Perú, Honduras, El Salvador, Argentina, Bolivia, Chile y hace poco en Colombia. Todo indica que Brasil será el próximo país que se sume al anterior listado ya que, el ex presidente Lula da Silva lleva una cómoda ventaja en las encuestas sobre quién ganará la presidencia en las elecciones del próximo mes de octubre. El esperado triunfo de Lula en Brasil dejaría a las naciones más habitadas de Latinoamérica dominadas por la izquierda.


La verdad es que Latinoamérica está marcando en los últimos tiempos un giro histórico a estos gobiernos calificados como de nueva izquierda: Manuel López Obrador en México, Gabriel Boric en Chile, Xiomara Castro en Honduras, Gustavo Petro en Colombia, Nayib Bukele de El Salvador vive asegurando que su pensamiento político es de izquierda. Estos son algunos de los protagonistas de los últimos años donde tiempo atrás se destacaron también Evo Morales, Rafael Correa, Michelle Bachelet, entre otros.

Con la crisis económica y social que dejó la pandemia que se agravó con la guerra Rusia-Ucrania muchos gobiernos se han refugiado en los dos acontecimientos anteriores para justificar su incompetencia, las malas prácticas en el manejo de la economía, en la forma de auxiliar a los más desamparados y en permitir privilegios indecentes. Las anteriores son algunas de las razones de la nueva ola de aceptación hacia la llamada nueva izquierda.

Se dice que en muchos casos, más que votar por la ideología de izquierda que muchas veces no conocen a fondo, los latinoamericanos han estado frustrados votando en contra de muchos los gobiernos de la derecha; que en la práctica no han cumplido con sus promesas de un cambio real. Conociendo esa realidad también algunos gobiernos de derecha secuestrados por empresarios se están disfrazando de izquierda para hacerse los buenos entrando en la moda reinante.

Pero antes de seguir analizando el fenómeno de la nueva izquierda en Latinoamérica y entrar a lo relacionado a su conveniencia en República Dominicana, vamos primero a orientar a muchos sobre que significa esta forma de gobierno. Por izquierda política se conoce a un conjunto de acciones políticas, con el fin de alcanzar la siempre esperada igualdad social que se logra cuando los que gobiernan lo hacen tomando en cuenta siempre la protección de los sectores más desfavorecidos en los países que les ha tocado gobernar.


Para la izquierda, en la mayoría de los casos, la desigualdad es generada por la acumulación desproporcionada de dinero y poder en manos de  grupos económicos, que muchas veces logran sus objetivos mediante acciones corruptas.

En esto radica la principal diferencia entre la izquierda y la derecha. En la mayoría de los casos la derecha política se caracteriza por la protección de la economía de las clases altas, muchas veces sacrificando a los pobres y en la realidad dominicana, durante muchas décadas, también castigando cada vez más a la llamada clase media.

La nueva izquierda define a todas las corrientes de izquierda que luchan por la igualdad social en el marco de gobiernos democráticos, donde todas las reformas que se hagan son consensuadas donde el Estado se convierte en un árbitro de las clases sociales sin querer la desaparición de ninguna de las mismas.

Cuando hablamos con entusiasmo sobre la conveniencia de una nueva izquierda en la República Dominicana, no lo hacemos para seguir el ejemplo de una izquierda que se ha caracterizado por
ser muy extremista como son los casos de Venezuela, Cuba y Nicaragua. Hablamos de apoyar a una izquierda democrática para crear muchas más fuentes de empleos dignos, frenar altos niveles de corrupción, acabar con la desigualdad socioeconómica cada vez mayor, mejorar los inadecuados servicios de salud y de educación, en fin, darle una mejor cara a la mayoría de los otros los servicios públicos ineficientes.

En el caso dominicano, la idea no es quitarle méritos que pueda tener el gobierno de turno echando la culpa de todo ya que, la desigualdad se siente desde los anteriores gobiernos, razón por la cual; lo que se debe hacer es cambiar totalmente dando el giro de la derecha hacia la nueva izquierda.

Gracias a las vivencias que hemos tenido durante más de 20 años realizando trabajos sociales con la Fundación Todo es Posible, la Fundación Ángel Puello y recientemente unos audiovisuales que hemos estado grabando de sueños que se hacen realidad para los micro programas que lanzaremos pronto llamados Ángel Padrino, hemos acumulado muchas inquietudes sociales, por lo que estaremos publicando otros artículos y daremos a conocer de diversas formas nuestras ideas y propuestas sobre la conveniencia de que llegue muy pronto un gobierno de la nueva izquierda en la República Dominicana.

angelpuello@gmail.com

Get 30% off your first purchase

X