República Dominicana comienza a deportar a Haití a inmigrantes embarazadas

Santo Domingo, 12 nov (EFE).- República Dominicana reconoció este viernes que ha comenzado a deportar a mujeres haitianas embarazadas, una polémica decisión que se enmarca en un paquete de medidas anunciadas para frenar la inmigración desde el país vecino.

Las repatriaciones de las gestantes haitianas suman «cientos» desde que se dio inicio a las deportaciones el pasado martes, según reveló este viernes el titular de la Dirección General de Migración (DGM), Enrique García.

La controvertida medida, que se tomó debido a la saturación de los hospitales dominicanos, se adopta en un momento de turbulenta crisis política y de violencia en Haití.

LOS ARGUMENTOS DEL GOBIERNO

El ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez, argumentó este viernes que el país no puede hacer frente al coste médico que supone atender a ese colectivo, que supone el 29,94 % de los partos en los hospitales públicos dominicanos, según datos del Sistema Nacional de Salud (SNS) actualizados hasta octubre.

En esta misma línea se expresó el ministro de Salud, Daniel Rivera, que convocó una rueda de prensa para explicar la situación de las maternidades del país, cuya capacidad no puede soportar en incremento de parturientas haitianas.